0 0

Share it on your social network:

Or you can just copy and share this url
Caldo gallego de repollo

Caldo gallego de repollo

Como feito na casa

Características:
    Cuisine:
      • 1h
      • Para 10
      • Media

      Ingredientes

      Introducción

      Compartir

      En mi casa (yo soy de Coruña) hay tres tipos de caldo gallego: el de grelos, el blanco y el de repollo. Entrar por la puerta de casa y descubrir que había caldo en casa era sinónimo de “enchenta” (atracón), y es que son platos muy completos, muy ricos, y muy consistentes. Éste es el verdadero caldo gallego de repollo.

      Hoy os traemos la receta del caldo de repollo, y os voy a dar la receta rápida, que apenas en una hora está lista, aunque debo avisar que este plato, al igual que muchos guisos y recetas de cuchareo, mejora con los días. Se puede tomar tanto en invierno como en verano, pero como dicen en mi tierra, en Galicia se sabe cuando llega el frío porque se escucha la frase “me apetece caldo” 😉

      Esta receta, como os he dicho, es la rápida, básicamente, porque las habas, las judías que lleva, las usamos directamente cocidas (las de bote valen perfectamente, pasándolas por agua). Si no queremos usarlas de bote, será necesario dejarlas a remojo previamente durante al menos 12 horas, y posteriormente, ponerlas a hervir en el agua y retirar la espuma que vaya saliendo. 

      Preparación: 

      Bien, comenzamos la receta: empezamos poniendo a hervir el agua en una cazuela grande (pongamos unos 3-4 litros de agua) y agregamos los huesos y el chorizo. 

      Mientras rompe a hervir, pelamos las patatas, las escachamos (cortamos con el cuchillo sin llegar al final del corte, y rompemos ese trozo de la patata -sirve para que suelte más almidón y quede más trabadito el caldo) y las agregamos a la olla. 

      Dejamos que hiervan durante 20 minutos y mientras, lavamos y cortamos el repollo en una juliana gruesa. Añadimos a la olla, y dejamos hervir durante unos 40 minutos más. 

      Cuando queden 5 minutos para terminar, añadimos las judías (tras pasarlas por agua para quitarles el líquido que trae el bote) y removemos bien. 

      Al término del tiempo, ajustamos de sal (el jamón y el chorizo tienen un poco de sal, así que es mejor añadirla más bien al final de la preparación) y cortamos el chorizo en rodajitas. Listo este estupendo caldo de repollo gallego para llevarlo a la mesa… ¡veréis que entráis en calor por mucho frío que haga!

       

      Si os ha gustado este caldo gallego de repollo, quizás os atrevéis con este caldo de jamón en olla lenta.

      (Visited 2.368 times, 1 visits today)
      Pisto con huevo
      anterior
      Pisto con huevos (Thermomix)
      Alubias con chorizo
      siguiente
      Alubias con chorizo (Crockpot)
      Pisto con huevo
      anterior
      Pisto con huevos (Thermomix)
      Alubias con chorizo
      siguiente
      Alubias con chorizo (Crockpot)

      Añade tu comentario