Share it on your social network:

Or you can just copy and share this url

Ingredientes

Ajustar Porciones:
1 placa de masa brisa
2 cebollas blancas
4 zanahorias grandes
4 huevos grandes
Azúcar
Pimienta
1 chorrito de leche Opcional
Aceite de oliva virgen
Tarta de zanahoria y cebolla

Tarta de zanahoria y cebolla

Características:
  • Ligera
  • Vegetariana
Cuisine:

    Nunca unas zanahorias fueron tan bien recibidas por todos los miembros de la familia

    • 50 min
    • Para 8
    • Media

    Ingredientes

    Introducción

    Compartir

    Las pasadas navidades estuve en Buenos Aires (eso de pasar las fiestas en verano, en lugar de estar muertos de frío, es un puntazo, la verdad) y en todas las reuniones familiares a las que fui, que dadas las fechas fueron bastantes, había tartas saladas.

    La variedad era enorme, y todas estaban buenísimas, pero ésta en concreto, me llamó mucho la atención, me pareció excepcional. Estuve preguntando hasta que logré dar con la receta original de esta tarta de zanahoria y cebolla, que por cierto, es una receta familiar (de origen irlandés), así que dad las gracias a la generosidad de la anfitriona por compartirla conmigo, y por extensión, con todos vosotros.

     

    Preparación:

    En primer lugar, picamos finamente las dos cebollas y rallamos la zanahoria (con la ayuda de una mandolina o rallador).  

    En una sartén, ponemos un fondo de aceite de oliva y ponemos a pochar la cebolla a fuego medio. Al cabo de un par de minutos, agregamos la zanahoria, un poco de azúcar y pimienta y seguimos pochando sin que se tuesten demasiado las verduras.

    Las retiramos del fuego y las ponemos en un cuenco alto, donde previamente habremos batidos los 4 huevos, con un poco más de azúcar, pimienta y el chorrito de leche (si nos gusta la consistencia que da -lo hace más cremoso, pero solo con los huevos sirve perfectamente). Integramos todo bien y reservamos.

    Por otro lado, en un molde para tartas (paredes bajas y rizadas, normalmente) colocamos la placa de masa brisa. Es importante que la base quede bien extendida y que no haya aire en la parte que toca las paredes (hay que presionar bien para que adopte la forma del rizo). En ocasiones es bueno pinchar con un tenedor y llevar al horno unos 10 minutos con garbanzos haciendo peso encima, para evitar que la masa se reblandezca con el relleno, pero en esta ocasión, lo hemos hecho directamente para hacerlo más corto y sencillo. El resultado es estupendo igualmente.

    Debemos tener el horno precalentado a 180º, y cuando tengamos la tarta montada con masa y relleno lo introducimos en la bandeja central y lo dejamos hornear durante unos 30 minutos.

    El toque secreto

    Sé que suena raro el tema del azúcar, y si queréis podéis agregar un poco de sal para potenciar el dulce del azúcar y de la cebolla, pero éste es precisamente el truco de esta tarta… no sabe a postre, es claramente un plato principal, pero su sabor es muy particular, ¡probadla y me lo contáis, es una delicia!

    Aquí podéis leer algunas curiosidades sobre el origen de esta receta de zanahoria y cebolla.

    Si queréis que la base en la cocción termine más crujiente, mirad la siguiente técnica para cocer la masa brisa Técnica cocción masa brisa

    (Visited 186 times, 1 visits today)
    Ensalada de legumbres
    anterior
    Ensalada de legumbres de verano
    Hamburguesa de garbanzos
    siguiente
    Hamburguesa de garbanzos
    Ensalada de legumbres
    anterior
    Ensalada de legumbres de verano
    Hamburguesa de garbanzos
    siguiente
    Hamburguesa de garbanzos

    Añade tu comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.