Share it on your social network:

Or you can just copy and share this url

Ingredientes

Ajustar Porciones:
1 cebolla blanca dulce
1 pimiento verde
1 pimiento rojo
2 dientes de ajo
1 cucharada de concentrado de tomate
2 botes de tomate triturado O 1.200 kg de tomates naturales
1 azucarillo O 1 cucharada de azúcar
1 cucharada de sal
Albahaca molida y orégano molido
Aceite de oliva virgen
Salsa napolitana

Salsa napolitana

Características:
  • Vegana
  • Vegetariana
Cuisine:

    Italia en estado puro

    • 1 hora 30 minutos
    • Para 10
    • Media

    Ingredientes

    Introducción

    Compartir

    Una de las salsas para pasta más socorridas, y que más juego nos puede dar en la cocina es la salsa napolitana. Perfecta no solo para pasta, sino para acompañar rellenos de empanadillas, como base de guisos, guarnición de carnes… Además, la salsa napolitana, lleva solo verdurita y por lo tanto es idónea también para vegetarianos, y lleva poquita grasa.

    Lo fundamental es picar los vegetales lo más finamente posible y acompañar de unos buenos tomates naturales o tomate triturado de calidad… y no tener prisa, claro, porque estas salsas ganas cuando se hacen a fuego lento y con cariño.

    Os recomiendo preparar una gran cantidad, y luego guardarlo en la nevera o congelador por porciones, es un gran “fondo de armario” cocinillas.

    Preparación:

    Ponemos un fondo de aceite de oliva en una cazuela. Picamos muy finamente los pimientos, la cebolla y los ajos.

    Calentamos el aceite y sofreímos a fuego medio los pimientos durante unos 5 minutos, añadimos entonces la cebolla, pochamos durante un par de minutos más, y agregamos finalmente el ajito.

    Siempre a fuego medio, cocinamos todos los vegetales hasta que estén blanditos. Ahora es el turno de poner los tomates triturados (o en su defecto, los tomates naturales, sin piel y bien picaditos). Removemos bien y bajamos el fuego.

    Ponemos un toque de sal, el azúcar, un pellizco de albahaca y de orégano, y freímos el tomate con las verduras. Tapamos dejando una rendija, y removemos de vez en cuando para comprobar que la salsa se va espesando y que no se tuesta el fondo contra la cazuela.

    Al cabo aproximadamente de una hora ya tendremos la salsa lista. Probamos, ajustamos el punto de sal y acidez, corregimos si es necesario y listo para degustar. Lo dicho, yo suelo hacer una buena cantidad y luego lo voy aprovechando en mil preparaciones diferentes, es muy socorrido tener esta salsa a mano.

    ¡Que aproveche!

    (Visited 103 times, 1 visits today)
    Brownie con nueces
    anterior
    Brownies con nueces
    siguiente
    Hummus de remolacha
    Brownie con nueces
    anterior
    Brownies con nueces
    siguiente
    Hummus de remolacha

    Añade tu comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.