Share it on your social network:

Or you can just copy and share this url

Ingredientes

Ajustar Porciones:
1 kg de tomates pelados
½ manzana
3 zanahorias
20 ml de vinagre de manzana
20 ml de aceite de oliva
1 diente de ajo
Sal
Salmorejo de manzana y zanahoria (Thermomix)

Salmorejo de manzana y zanahoria (Thermomix)

Cuisine:

    No es cordobés, pero tiene mucho salero.

    • 15 minutos
    • Para 4
    • Fácil

    Ingredientes

    Introducción

    Compartir

    Esta receta es una magnífica forma de disfrutar de un plato lleno de vitaminas y lleno de sabor. Realmente a la vista no apreciaríais la diferencia con respecto al tradicional salmorejo cordobés, tiene la misma textura y color, pero… tiene un toque muy original y diferente.

     

    Como el salmorejo tradicional, no tiene mucha dificultad prepararlo. Solo es necesario contar con un buen aceite, buenos tomates y no pasarnos con el vinagre si utilizamos manzanas ácidas.

    Preparación:

     

    • Empezamos escaldando los tomates para poder pelarlos con facilidad. Para ello, ponemos abundante agua a hervir y le hacemos una cruz superficial con un cuchillo en la parte opuesta al pedúnculo. Cuando comience la ebullición sumergimos los tomates durante 30 segundos (no más, que se cuecen) y los retiramos a un cuenco con abundante hielo. Ahora solo tenemos que tirar de la piel por la parte de la cruz, y veréis cómo se desprende en un suspiro.

     

    • Pelamos y partimos en dos las zanahorias, el diente de ajo y cortamos la manzana a la mitad, quitándole el corazón.

     

    • Introducimos ahora todos los ingredientes (incluyendo el ajo, el aceite, vinagre y un pellizco de sal) en un vaso alto y lo trituramos lentamente. Para esta receta, sobre todo por las zanahorias, es mejor utilizar un robot de cocina (con el Thermomix con 2 minutos a velocidad ascendente 5-10 será suficiente), porque si no el proceso será más lento y corremos el riesgo de calentar el motor. En el caso de tener solo una batidora de mano, podemos rallar antes la zanahoria para que luego sea más fácil triturarlas con el resto de los vegetales.

     

    • Cuando tengamos la textura cremosa y suave del salmorejo, probamos de sal, ajustamos si es necesario y ya lo tenemos listo para llevar a la mesa. Las zanahorias y las manzanas le dan un toque dulzón y ácido espectacular, que contrasta genial con el tomate y el ajo. Por cierto, si el aceite es fuerte y con cuerpo… ya os cantan saetas al llevarlo a la mesa 😉

     

    También puedes utilizar nuestra receta de salmorejo tradicional.

     

     

    (Visited 28 times, 1 visits today)
    anterior
    Potaje de vigilia rápido
    anterior
    Potaje de vigilia rápido

    Añade tu comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.