Share it on your social network:

Or you can just copy and share this url

Ingredientes

Ajustar Porciones:
2 botes de garbanzos cocidos
250 gr de bacalao desalado
250 gr de espinacas
1 cebolla grande
3 dientes de ajo
3 huevos
50 gr de pan del día anterior
1 hoja de laurel
1 cucharada de pimentón
1 chorrito de aceite de oliva virgen
1 l de caldo de verduras
Sal
Potaje de vigilia rápido

Potaje de vigilia rápido

Completo, suave y reconstituyente.

  • 35 minutos
  • Para 6
  • Fácil

Ingredientes

Introducción

Compartir

Ya lo sé, ya lo sé, es pensar en un potaje de vigilia y verse a uno mismo encerrado todo el día en la cocina… ah, pero no, pero porque con esta receta podréis disfrutar de un riquísimo plato tradicional en apenas 40 minutos. Probadlo, y veréis cómo se os quita toda la pereza… esto sí que revitaliza cuerpo y mente, y no la bebida energética esa 😉

Preparación:

 

  • Lo primero es preparar el sofrito. Para ello picamos finamente la cebolla y el ajo en rodajas, ponemos un fondo de aceite de oliva en una sartén y cuando esté caliente los vamos sofriendo lentamente hasta que se pochen bien.

 

  • Mientras se doran ajo y cebolla, ponemos agua a hervir en un cazo y cocemos los huevos durante 10 minutos. Reservamos

 

  • Volvemos al sofrito: cuando tengamos ajo y cebolla pochados, apagamos el fuego, añadimos el pimentón y removemos bien. Añadimos el pan del día anterior desmenuzado y hacemos que se impregne bien con el aceite. Hacemos el gesto de aplastarlo con el tenedor para que se desmigaje bien.

 

  • Ahora es el turno de cocer el bacalao desmigado. Ponemos a hervir el caldo de verduras y cuando comience la ebullición añadimos el pescado y bajamos a fuego lento. En 5 minutos lo tendremos listo.

 

  • Abrimos ahora los garbanzos cocidos y los pasamos bajo el chorro de agua para quitarles la gelatina.

 

  • Incorporamos al caldo los garbanzos y el sofrito, y añadimos también las espinacas. Probamos de sal, ajustamos si es necesario y en 10 minutos a fuego medio tenemos listo el guiso.

 

  • Ya solo queda pelar los huevos, cortarlos a la mitad o en cuartos y decorar los platos. ¡A la mesa en tiempo récord!

 

Si queréis disfrutar de otra de nuestras recetas de legumbres, os aconsejo probar con esta deliciosa ensalada de garbanzos y pepinos.

 

 

 

(Visited 22 times, 2 visits today)
anterior
Verdadero guacamole mexicano
siguiente
Salmorejo de manzana y zanahoria (Thermomix)
anterior
Verdadero guacamole mexicano
siguiente
Salmorejo de manzana y zanahoria (Thermomix)

Añade tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.