Share it on your social network:

Or you can just copy and share this url

Ingredientes

Ajustar Porciones:
1 pavo de 3 kg aprox.
250 gr de mantequilla en pomada
1 limón
4 dientes de ajo
1 cebolla
200 gr de bacon
3 puñados de perejil fresco
Sal
Pimienta
1 chorro de aceite de oliva
Pavo de Acción de Gracias

Pavo de Acción de Gracias

La receta tradicional, en vuestra mesa

  • 4 horas aprox.
  • Para 8
  • Media

Ingredientes

Introducción

Compartir

Antes de nada, al ser una receta tradicional, tengo que hacer un pequeño “disclaimer”;). Recetas de pavo al horno, tanto inglés como americano, hay muchísimas. También hay diferencias entre las recetas de Acción de Gracias, y las de Navidad, unas tienen relleno, otras no… En fin, hoy os traemos la receta que hacemos en casa y que tiene como característica principal que consigue una carne muy tierna y jugosa. Repito, hay otras recetas tradicionales y son tan válidas como la nuestra, que no se nos enfade nadie 🙂

Preparación:

El pavo es un ave muy magra, y por eso es fácil que se quede un poco seca con el horneado. Para evitarlo, vamos a darle un baño de mantequilla por debajo de la piel, pero eso sí, con una mantequilla llena de sabor.

En primer lugar, picamos el perejil, aplastamos los ajos con un prensador de ajos para dejarlos en puré (en su defecto, los picamos hasta que se queden en tamaño diminuto), rallamos el limón y lo exprimimos, e incorporamos todos estos ingredientes a la mantequilla en pomada con un pellizco de sal y removemos hasta que se integren todos los ingredientes bien.

Ahora es el turno de coger el pavo, y, bien por la parte del cuello o por la parte del trasero, separamos la piel de la carne con delicadeza (que no se rompa la piel, vamos introduciendo los dedos entre la carne y la piel y vamos despegando lentamente hasta llegar al otro extremo). Cuando lo tengamos listo, introducimos la mantequilla en pomada y vamos extendiéndola con delicadeza. Puede parecer mucha, pero será necesaria toda. Esto va a ayudar a que la carne se impregne de un sabor delicioso y se quede totalmente jugosa.

Precalentamos el horno a 220º

Cuando terminemos, ponemos los restos en la parte exterior de la piel, junto con un poco de aceite de oliva (aguanta mejor el calor que la mantequilla) y rellenamos con la cebolla en dos mitades y una mitad del limón que hemos usado. Salpimentamos generosamente la cavidad, y lo tenemos ya casi listo.

Colocamos el pavo en una rustidera y lo llevamos a la parte superior del horno durante 10 minutos. Ahí conseguiremos un color dorado que nos va a servir luego, pero ahora toca proteger la piel y darle más sabor y jugosidad.

Sacamos el pavo del horno, y cubrimos la parte superior con el bacon, como si fuera una manta. Volvemos a introducir el pavo en el horno, esta vez en la bandeja central, y bajamos la temperatura hasta 180º.

Aproximadamente cada 20 minutos, abrimos el horno y salseamos. Al cabo de unos 90 minutos lo tendremos listo, pero aquí viene el último truco para hacer que el pavo sea jugoso… Tenemos que dejar que repose otra hora y media. Os recomiendo sacarlo de la rustidera y ponerlo en una bandeja profunda, porque va a expulsar muchos jugos todavía al relajarse la carne.

Sobre la salsa, es una delicia… Retiramos todos los jugos de la rustidera (más los que vaya soltando el pavo en la bandeja) y los ponemos a calentar en una cazuela junto con el bacon y la cebolla. Trituramos en la batidora y llevamos a ebullición. Dejamos que reduzca hasta que tenga la textura que nos gusta (podemos espesarla con una cucharadita de maicena) y ya tendremos listo nuestro pavo de Acción de Gracias… Espectacular no, LO SIGUIENTE. Sabemos que es una receta laboriosa, pero un día es un día, y realmente os va a sorprender.

(Visited 10 times, 1 visits today)
Quiche de verduras
anterior
Quiche de verduras
Ensalada de lentejas
siguiente
Ensalada de lentejas
Quiche de verduras
anterior
Quiche de verduras
Ensalada de lentejas
siguiente
Ensalada de lentejas

Añade tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.