Share it on your social network:

Or you can just copy and share this url

Ingredientes

Ajustar Porciones:
1 kg de filetes de pollo Si son finos, mucho mejor
1 trozo de parmesano de unos 60 gr
100 gr aprox. de pan rallado Yo uso el que tiene perejil integrado en la mezcla, es muy sabroso
2 huevos
Aceite de oliva virgen
Sal y pimienta
Milanesa de pollo al parmesano

Milanesa de pollo al parmesano

Aviso… es empezar y no parar

  • 40 minutos
  • Para 4
  • Media

Ingredientes

Introducción

Compartir

Ah, las milanesas… ¿a quién no le gustan? Mi familia política es argentina, y no os podéis imaginar las lágrimas de alegría que me caen cuando hay comida familiar y veo que ponen esas fuentes gigantescas de milanesas encima de la mesa… (suspiro) 😉

En fin, que estos filetes de pollo empanado que tanto servicio dan recién hechos y calentitos, como fríos para tomar en bocadillos, o para completar en una ensalada césar, merecían una entrada en nuestro blog, y además, lo hemos hecho por la puerta grande, porque hemos mejorado el empanado… ¿queréis saber cómo? Pues vamos allá con la receta. Por cierto, este plato es de tal entidad que se merece incluso una entrada en Wikipedia.

Preparación:

Lo primero es preparar el rebozado, y para eso, rallamos el parmesano y lo mezclamos con el pan rallado (podemos usar parmesano molido, pero en polvo, no nos sirve ni en hilos ni en lascas). Lo ponemos en un plato hondo y reservamos

Batimos los huevos en un plato sopero, y reservamos también.

Salpimentamos los filetes, los pasamos primero por el huevo, y después por el pan rallado, que queden bien impregnados con el rebozado por todas partes (sed generosos con la sal y la pimienta, que se suele perder parte en el proceso).

En una sartén, ponemos a calentar un dedo de aceite de oliva y cuando empiece a humear, vamos friendo por tandas los filetes. Los dejamos que se doren un par de minutos por un lado, y lo mismo por el otro. Aquí hay que controlar el tiempo en función del grosor del filete, debe quedar jugoso y dorado, pero no seco, así que cuanto más fino sea, menos tiempo lo dejaremos en la sartén. Esto va también a favor del rebozado, que al llevar el queso se tuesta antes, y con un filete muy grueso, se nos puede llegar a quemar.

Cuando tengamos el punto deseado, los retiramos de la sartén, los ponemos sobre papel de cocina para absorber el exceso de aceite y los cubrimos con más queso rallado. Listas las milanesas para llevar a la mesa y sorprender deliciosamente a los comensales, ¡a disfrutar!

(Visited 80 times, 1 visits today)
anterior
Rosas de Corn Flakes
arroz con leche
siguiente
Arroz con leche
anterior
Rosas de Corn Flakes
arroz con leche
siguiente
Arroz con leche

Añade tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.